Seleccion del producto

El producto recolectado llega a las pocas horas a nuestras instalaciones donde rápidamente se realiza una cuidada selección y envasado para obtener así un producto final de gran calidad y presentación. Inmediatamente se traslada a nuestras cámaras frigorificas y túneles de preenfriado, donde se conserva a la temperatura adecuada para garantizar una optima conservación del producto hasta el momento de la carga, que se producirá a las pocas horas.

  Por tanto, cuando el producto llega a manos del consumidor pasa muy poco tiempo desde que fue recolectado, asegurando así el mayor grado de frescura y calidad.

El control de calidad es realizado por un grupo de técnicos que se encargan de garantizar el máximo grado de calidad de nuestros productos, comprobando que se recolecta con el grado óptimo de maduración y desechando aquellos que no alcanzan nuestros estándares de calidad.